Noticias Relacionadas

Tema en 'GUERRA DE MALVINAS' iniciado por Tabano1973, 5 Ago 2013.

  1. COMPASS U.M. (Ultimate Moderator)

    Registrado el:
    28 Jun 2013
    Mensajes:
    6.062
    Me Gusta recibidos:
    3.385
    Género:
    Masculino
    País:
    Argentina

    Más allá de eso; si hay acuerdos firmados dentro del MERCOSUR o la UNASUR y todos los integrantes acordaron una política sobre cada tema específico, incluido este, entonces si deben una respuesta, no por nosotros sino por faltar a sus compromisos, por no ser socios confiables con los que iniciar ninguna empresa regional sobre seguridad, comercio, defensa, etc.; son ellos los que deben responder ante sí mismos el no ser consecuentes con sus declaraciones.

    Por lo demás, es verdad que nuestros intereses deben ser protegidos y vigilados por nosotros mismos antes que depender del compromiso o la buena voluntad de ningún eventual socio o aliado pero es bueno saber lo que nuestros vecinos/socios/aliados hacen o no hacen en favor nuestro o, al menos, en honor a su "palabra".

    Quien traiciona su palabra, compromiso, promesa, juramento, no traiciona primero al damnificado sino a sí mismo; mancha su imagen ante el mundo y daña su integridad moral y su consistencia ideológica; se convierte en su propia y primer víctima una vez que, interiormente, decide incumplir un acuerdo; el perjudicado material lo es, siempre, un instante después...
  2. Ale Forista Nuevo

    Registrado el:
    22 Nov 2015
    Mensajes:
    504
    Me Gusta recibidos:
    134
    Género:
    Masculino
    País:
    Argentina
  3. Ale Forista Nuevo

    Registrado el:
    22 Nov 2015
    Mensajes:
    504
    Me Gusta recibidos:
    134
    Género:
    Masculino
    País:
    Argentina
  4. Ale Forista Nuevo

    Registrado el:
    22 Nov 2015
    Mensajes:
    504
    Me Gusta recibidos:
    134
    Género:
    Masculino
    País:
    Argentina
    A MarioAr le gusta esto.
  5. COMPASS U.M. (Ultimate Moderator)

    Registrado el:
    28 Jun 2013
    Mensajes:
    6.062
    Me Gusta recibidos:
    3.385
    Género:
    Masculino
    País:
    Argentina
    Si bien se trata de datos ampliamente conocidos por quienes conocen la historia y entienden del tema; lo que Julian Thompson pone en claro en esta entrevista es que para Inglaterra esas islas son, antes que una colonia o un territorio de ultramar, un enclave de control y dominio geopolítico frente a otros actores de peso global que buscan ampliar su propia influencia en la región... en NUESTRA REGION.

    "Para Inglaterra todavía es necesario defender las islas"

    Julian Thompson, comandante de la 3º Brigada de Comandos de Infantería de la Marina Británica durante la guerra, aseguró a Infobae que “los argentinos pelearon con valentía”

    Los aniversarios son siempre un motivo para la memoria. Pero Julian Thompson no necesita de los 35 años de la guerra de Malvinas para volver a pensar en ella: durante el conflicto estuvo al frente de más de 500 hombres como comandante de la 3º Brigada de Comandos de Infantería de la Marina Británica.
    Aún hoy, el tema abarca buena parte de su vida: a los 82 años, divide su tiempo entre su puesto como profesor de asuntos militares en la universidad King's College; la escritura de libros sobre historia bélica, y su participación en la campaña de un grupo de veteranos a favor de la salida del Reino Unido de la Unión Europea.
    El general inglés recibió a Infobae en su casa de Londres para hablar sobre No fue un paseo, su libro de memorias sobre el conflicto bélico con la Argentina. Aunque respaldó la postura oficial británica de proteger el cuestionado derecho a la autodeterminación de los habitantes de Malvinas, Thompson no tuvo problemas en reconocer que su país también mantiene una fuerte presencia militar en las islas porque se trata de un lugar estratégico en el tablero geopolítico internacional. En la entrevista, además, dio detalles sobre el respaldo chileno a las Fuerzas Armadas británicas durante la guerra, elogió la valentía de los soldados argentinos y cuestionó el entrenamiento que recibieron por parte de la dictadura militar.
    Los argentinos pelearon con valentía



    [IMG]
    Julian Thompson, condecorado en Buckingham
    -¿Cómo recuerda el 2 de abril de 1982?
    -Estaba en la cama y mi jefe me dijo por teléfono: "¿Te acordás de esas personas en el Sur? Están por ser invadidas. Tenés que traer a tu brigada en el menor tiempo posible y salir hacia el Atlántico Sur". Me acuerdo que me sorprendí, porque todo mi equipo estaba en Dinamarca preparándose para un entrenamiento.
    -En el primer capítulo de su libro usted cuenta que, al llegar a las Islas, le advirtió a sus soldados que la guerra no iba a ser "ningún paseo". ¿Qué quiso decir?
    -Les dije que no iba a ser un paseo porque no quería que ni los marines ni los soldados pensaran que iba a ser algo fácil. Íbamos a tener que pelear mucho. No quería que entrasen pensando que iba a ser un juego.
    -Comparado con el frío de Dinamarca, las condiciones climáticas de Malvinas en principio no parecerían ser tan exigentes, pero el relato de muchos soldados no coincide con esa visión…
    -Fue muy difícil. No era tan frío como Dinamarca o Noruega, que es donde solíamos entrenar, pero en esos lugares podías sobrevivir de manera mucho más fácil porque no te mojabas. En cambio, en las islas si te mojabas quedabas húmedo por mucho tiempo. Incluso al caminar, porque el piso estaba tan húmedo que, al pisar, el agua entraba en las botas. Si excavabas un agujero para refugiarte de los disparos, también salía agua. Fue un clima muy desafiante para combatir. Tuvimos muchos casos de lo que en la Primera Guerra Mundial se conoció como "pie de trinchera", una herida por la cual el pie se pone gangrenoso (después de haber pasado demasiado tiempo expuesto al frío y la humedad).

    [IMG]
    Julian Thompson en Malvinas
    -¿Cuál es el recuerdo más vívido que le quedó de la guerra? Ese recuerdo que lo va a acompañar para siempre
    -Tal vez el último de todos es el que me resulta más fácil recordar. Cuando oí que el rendimiento argentino había sido acordado. Yo estaba en una casa en Puerto Stanley (NdR: Puerto Argentino). Estaba oscuro, porque no había electricidad. Yo había tomado la casa de un oficial argentino, que ya no estaba ahí cuando nosotros entramos al pueblo. Yo estaba en esa casa oscura con uno de mis operadores de radio, quien puso el servicio internacional de la BBC. En ese programa, emitido a 12 mil kilómetros de distancia, escuchamos que habían firmado la rendición a sólo 800 metros de donde estábamos nosotros.
    -¿Cuál es su opinión sobre el Ejército argentino? Algunos autores mencionan que la falta de entrenamiento y equipamiento que tenían los soldados argentinos fue compensada por su valentía. ¿Fue realmente así?
    –El Ejército argentino peleó con valentía. Pero, por algo que no fue su culpa, estaban mal entrenados. El Ejército no usó las seis semanas que tuvieron en las islas antes de que nosotros llegáramos para corregir las faltas que tenían en su entrenamiento. Ese fue su mayor problema.
    -¿Cuáles eran esas fallas en su entrenamiento?
    -Una falta de práctica en el patrullaje, en contraataques de montaña y, en general, una falta de habilidad para hacer movimientos conjuntos en un sentido militar, que es algo muy importante cuando estás en una batalla. Creo que la razón por la que no usaron esas seis semanas -y lo he confirmado con algunos oficiales argentinos- es porque no pensaron que íbamos a ir a las islas. Creyeron que íbamos a hacer un poco de ruido y después irnos. Si no pensás que vas a tener que pelear, no te vas a entrenar para eso.

    [IMG]
    Julian Thompson junto a los comandos del Royal Marines
    -¿Cuál fue el rol del gobierno chileno durante la guerra?
    -Hasta donde yo estoy al tanto, el gobierno chileno respaldó a Gran Bretaña, lo que permitió que acercaran información a nuestro gobierno. Lo que no creo es que los aviones británicos hayan sido autorizados a aterrizar en las bases chilenas. Tampoco creo que hayan dado ninguna ayuda material. Lo que sí hicieron fue representar una amenaza en la frontera sur con Argentina, lo que implicó que algunas de las mejores tropas argentinas tuvieran que quedarse en la retaguardia, listas para responder a un ataque chileno. Eso implicó que no pudieran participar de la guerra de las Falklands/Malvinas.
    -Aún hoy en las islas hay tantos soldados como habitantes, ¿es realmente necesario?
    -Es necesario demostrar que las islas serán defendidas en caso de que haya un grupo de individuos lo suficientemente osados como para intentar algún tipo de acción. Ese tipo de tontería podría precipitar un incidente, por lo que es necesario tener algún tipo de defensa. Pero también es necesario porque es un lugar estratégico en términos geopolíticos. Es importante como una extensión de la OTAN ante la posibilidad de que Rusia o China quieran ejercer presión en esa parte del planeta.
    Las islas todavía son un lugar estratégico en términos geopolíticos


    -¿Cree que hoy en día todavía existe la posibilidad de un conflicto armado por las islas?
    -Espero que no vuelva a pasar. Hablo con oficiales argentinos -con quienes me encuentro de tanto en tanto, en términos muy amistosos- y ellos piensan lo mismo. Es un tema que hay que dejar tranquilo.
    -¿Qué balance hace de la guerra?
    -En estos días en que vemos ataques terroristas y guerras como las de Afganistán, vale la pena tener en cuenta que esta guerra fue peleada acorde a las reglas. Puede sonar raro, pero la guerra tiene reglas. Y se cumplieron: nosotros tratamos a los heridos argentinos como si fueran nuestros y ustedes nos trataron de la misma manera. Por esa razón, el veneno en el pozo es mucho menos que si no nos hubiéramos comportado de esa manera en ambos bandos.
    -Pero existen denuncias tanto de crímenes de guerra de los soldados ingleses como de torturas ejercidas por los superiores argentinos contra sus propios soldados…
    -No tengo conocimiento de malos tratos de los argentinos contra los soldados ingleses. Es verdad que no capturaron muchos. Fueron sobre todo algunos pilotos y fueron tratados perfectamente. Después, si los oficiales argentinos maltrataron a sus propios soldados es algo de lo que no tengo información y prefiero no opinar.


  6. Chituma Forista Nuevo

    Registrado el:
    7 Ene 2016
    Mensajes:
    401
    Me Gusta recibidos:
    185
    Género:
    Masculino
    País:
    Argentina
    Disculpen en OT

    Sin ir mas lejos que Ushuaia, se va a dar cuenta que inclusive los chilenos consideran estrategico el Beagle. Nos pueden negar el canal cortandonos en el atlantico (Puerto Williams) y el pacifico (Punta Arenas)...

    Eso no es HHCC????

    Saludos
    A MarioAr le gusta esto.
  7. Ale Forista Nuevo

    Registrado el:
    22 Nov 2015
    Mensajes:
    504
    Me Gusta recibidos:
    134
    Género:
    Masculino
    País:
    Argentina
  8. Diego Ruben Administrador

    Registrado el:
    28 Jun 2013
    Mensajes:
    14.002
    Me Gusta recibidos:
    5.163
    Género:
    Masculino
    Ubicación:
    San Justo
    País:
    Argentina
    Desde luego que lo es, pero anda a hecerselo entender a nuestros funcionarios.
  9. MarioAr Administrador Temperamental

    Registrado el:
    27 Jun 2013
    Mensajes:
    24.014
    Me Gusta recibidos:
    10.792
    Género:
    Masculino
    Ubicación:
    Miami - Fl - U.S.A.
    País:
    Argentina
    Muchas veces tendriamos que dejar que los militares lleven a cabo tareas de RRII con enemigos.... :rolleyes:
  10. MarioAr Administrador Temperamental

    Registrado el:
    27 Jun 2013
    Mensajes:
    24.014
    Me Gusta recibidos:
    10.792
    Género:
    Masculino
    Ubicación:
    Miami - Fl - U.S.A.
    País:
    Argentina
    Si fortalecemos la Base Aeronaval de Rio Grande, instalamos una escuadrilla de cazas y reforzamos las lanchas misilisticas del Escuadrón Tierra del Fuego, NADIE se atreveria a negar el paso....

    Y no hablo solo de Chile, sino de varios otros paises....
  11. Diego Ruben Administrador

    Registrado el:
    28 Jun 2013
    Mensajes:
    14.002
    Me Gusta recibidos:
    5.163
    Género:
    Masculino
    Ubicación:
    San Justo
    País:
    Argentina
    Un Hércules militar británico paró a cargar combustible en el aeropuerto de Porto Alegre

    2.jpg

    Aviones de la Fuerza Aérea Británica siguen aterrizando en aeropuertos brasileños para cargar combustible en su viaje hacia Malvinas, pese a los reclamos realizados por la cancillería argentina el mes pasado, informó el diario Zero Hora, de Porto Alegre.
    Un avión Hércules de la Royal Air Force británica fue fotografiado estacionado durante una hora y media en el aeropuerto Salgado Filho de Porto Alegre, capital del estado de Rio Grande do Sul, fronterizo con Argentina y Uruguay.
    Cinco fotografías tomadas del avión británico el viernes por la tarde en el aeropuerto de Porto Alegre antes de partir hacia Malvinas fueron publicadas por el diario más importante de la región sur de Brasil. Dos militares británicos aparecen en la fotografía esperando la carga de combustible.
    El mes pasado, la Cancillería argentina ordenó a la Embajada en Brasilia transmitir "preocupación" al gobierno del vecino país por vuelos operados por la Real Fuerza Aérea británica entre aeropuertos brasileños y la base aérea de Monte Agradable.

    La Dirección Nacional de Control de Tránsito Aéreo, que depende del Ministerio de Defensa, informó a la Dirección de Malvinas de la Cancillería argentina que durante 2016 fueron realizados al menos seis vuelos militares con esas rutas.
    "Además -dice el comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores- se recordó el compromiso brasileño de no receptar en sus aeropuertos y puertos, aeronaves o buques británicos de guerra apostados en los archipiélagos bajo disputa, en concordancia con la posición adoptada por MERCOSUR y UNASUR".
    El comunicado agrega que el Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil "reafirmó el apoyo a nuestro país en la Cuestión Malvinas e indicó que no tenía conocimiento de estos vuelos, comprometiéndose a desarrollar las consultas pertinentes al Ministerio de Defensa local".
    El Ministerio de Defensa informó a Télam, mediante un portavoz, que la Fuerza Aérea Brasileña abrió una investigación para determinar los episodios con los aviones de guerra británicos que viajan desde Londres hasta Malvinas.

    Fuente: Telam.com.ar
  12. COMPASS U.M. (Ultimate Moderator)

    Registrado el:
    28 Jun 2013
    Mensajes:
    6.062
    Me Gusta recibidos:
    3.385
    Género:
    Masculino
    País:
    Argentina
    Esto se está poniendo conflictivo... no encuentro otra calificación más pertinente para una situación absolutamente polémica, que se viene gestando por la repetición de eventos polémicos, por decir lo menos...
  13. Ale Forista Nuevo

    Registrado el:
    22 Nov 2015
    Mensajes:
    504
    Me Gusta recibidos:
    134
    Género:
    Masculino
    País:
    Argentina
    A COMPASS y Strike Eagle36 les gusta esto.
  14. Duwa Moderador irresponsable.

    Registrado el:
    28 Jun 2013
    Mensajes:
    9.274
    Me Gusta recibidos:
    4.228
    Género:
    Masculino
    Ubicación:
    Buenos Aires
    País:
    Argentina
    Claramente somos los b:no:ludos del barrio

    Un barco con bandera de Malvinas atracó en Montevideo, y cambió su insignia
    Estrategias para esquivar una prohibición


    [IMG]
    Ernest Shackleton Stanley Malvinas Island

    Por Natasha Niebieskikwiat para Clarín

    La nave se llama Ernest Shackleton, y es de carga e investigación. En el puerto usa una bandera de la marina mercante británica que no es la suya. Y lleva el cartel "Stanley -Falklands Islands".

    Un barco con bandera de Malvinas atracó en Montevideo, y cambió su insignia
    El barco de carga e investigación kelper Ernest Shackleton, atracado en Montevideo. LLeva la inscripción Stanley Malvinas Island.

    La presencia ayer en el puerto de Montevideo del buque de la British Antartic Survey, Ernest Shackleton, generó la atracción de entendidos. Se trata de un buque que carga combustible y pasajeros, y que también se usa para investigación. Lo singular es que está claramente identificado como un buque que viaja “con bandera de las Islas Malvinas”.

    El dato lleva a pensar en la utilidad de una resolución que el Mercosur adoptó en 2011, por la cual los países miembros y Estados asociados al bloque se comprometieron “impedir el ingreso a sus puertos de los buques que enarbolen la bandera ilegal de las islas Malvinas”.

    La resolución -aún vigente- fue impulsada por el kirchnerismo en el marco de la política de endurecimiento hacia el archipiélago en materia pesquera, petrolera y de comunicaciones aéreas. Sin embargo, a lo largo de estos años, isleños y británicos se las han ingeniado para sortear la prohibición, con el aval de los distintos puertos en lo que sus barcos van o vienen desde el archipiélago.

    [IMG]
    Un barco con bandera de Malvinas atracó en Montevideo, y cambió su insignia. Ernest Shackleton Stanley Malvinas Island

    Los británicos tienen distintas banderas de la marina mercante, incluso para sus llamados Territorios de Ultramar. La de Malvinas es azul y lleva el escudo local con la emblemática oveja en el centro. Sin embargo, como se ve en la foto que obtuvo Clarín del puerto de Montevideo, este entró al puerto con la bandera roja de la marina mercante británica. Y con el guiño de las autoridades uruguayas no tuvo problemas en el puerto vecino. Sin embargo, a los transeúntes les llamaba sumamente la atención que seguido del nombre Ernest Schackleton, el barco llevara la inscripción Stanley- Malvinas Islands.

    [IMG]

    La situación es confusa. La resolución que prohíbe la bandera es precisamente parte de las conversaciones que el año pasado mantuvieron británicos y argentinos, cuando los primeros pidieron la remoción “de todos los obstáculos” que quedan pendientes para el desarrollo de las islas. Clarín intentó sin éxito obtener una opinión del gobierno nacional.


    Distinta es la situación de los aviones militares británicos que aterrizan en los países vecinos. Aunque estos vuelos han sido criticados en la prensa, y generaron un intercambio de notas entre Argentina y Brasil -varios de ellos se detectaron en San Pablo-, la situación es más clara. No hay prohibición alguna sobre esos aterrizajes, habituales en Brasil, Uruguay y Chile. Y los países son soberanos a la hora de recibirlos.

    http://defensayarmas.blogspot.com.ar/2017/05/un-barco-con-bandera-de-malvinas-atraco.html
  15. maginot1918 Moderador

    Registrado el:
    30 Jun 2013
    Mensajes:
    3.250
    Me Gusta recibidos:
    2.122
    Género:
    Masculino
    Ubicación:
    CORDOBA CAPIIIIIIIIITAL
    País:
    Argentina
    Y bueno, que le compramos a los uruguayos?
  16. Duwa Moderador irresponsable.

    Registrado el:
    28 Jun 2013
    Mensajes:
    9.274
    Me Gusta recibidos:
    4.228
    Género:
    Masculino
    Ubicación:
    Buenos Aires
    País:
    Argentina
    En las vacaciones los llenamos con turismo y en los bancos esta lleno de plata argentina... Los hundimos si queremos.
  17. maginot1918 Moderador

    Registrado el:
    30 Jun 2013
    Mensajes:
    3.250
    Me Gusta recibidos:
    2.122
    Género:
    Masculino
    Ubicación:
    CORDOBA CAPIIIIIIIIITAL
    País:
    Argentina
    A eso me refería
  18. Duwa Moderador irresponsable.

    Registrado el:
    28 Jun 2013
    Mensajes:
    9.274
    Me Gusta recibidos:
    4.228
    Género:
    Masculino
    Ubicación:
    Buenos Aires
    País:
    Argentina
    Un avión militar británico llegó a Malvinas desde Montevideo

    Los datos del vuelo militar británico entre Montevideo y las Malvinas

    [IMG]

    Un avión de la Fuerza Aérea británica aterrizó esta noche en la base aérea de Mount Pleasant, en las islas Malvinas, dos horas y media después de despegar del aeropuerto de Montevideo, Uruguay.

    Según la información de la página flightradar, el avión recorrió 1897 kilómetros, aunque parte del recorrido quedó “invisible” en el mapa (en la imagen que se ve, es la parte de la línea punteada).

    El avión es un KC2 Voyager de la Royal Air Force. Llegó a Mount Pleasan a las 20:48 del miércoles y había despegado a las 18:16 de Montevideo, adonde había llegado ayer a las 6:28 AM.

    Los acuerdos de la Argentina con sus vecinos establecen que no debería haber puentes aéreos con las Malvinas para este tipo de vuelos. Sin embargo, hay excepciones –urgencias médicas o meteorológicas-, que fueron las que se esgrimieron en las oportunidades anteriores en las que se conocieron vuelos de la Royal Air Force desde aeropuertos de Uruguay o Brasil a las Malvinas.

    Fuente: El Cronista

    http://defensayarmas.blogspot.com.ar/2017/05/un-avion-militar-britanico-llego.html
  19. COMPASS U.M. (Ultimate Moderator)

    Registrado el:
    28 Jun 2013
    Mensajes:
    6.062
    Me Gusta recibidos:
    3.385
    Género:
    Masculino
    País:
    Argentina
    POLÍTICA / 14 de Junio de 2017

    Malvinas: errores de la diplomacia a 35 años de la guerra

    De poco y nada sirven las estrategias que adoptó la Argentina, propias del siglo pasado, para con las Malvinas. Pero hay espacio para redefinir la estrategia.
    Por Claudio Negrete*

    [IMG]

    Luego del 82, el Foreign Office llevó adelante una política de congelamiento del reclamo argentino hacia los países centrales y supo producir hechos de valor jurídico y diplomático que debilitó aun más nuestra posición.
    El primero de ellos, y quizá más significativo, fue la inclusión de un nuevo y decisivo actor: los isleños. Y lo hizo al reconocerles su autonomía con la sanción de la Constitución del Territorio Británico de Ultramar de las Islas Malvinas aprobada el 5 de noviembre de 2008 por la reina Isabel II.
    En el primer capítulo, de los 22 que tiene, se establecen los derechos y las libertades fundamentales de los isleños, poniendo énfasis en el derecho de la libre determinación. Y con este reconocimiento legal, la Unión Europea ratificó con el Tratado de Lisboa que las Malvinas son territorio británico de ultramar siendo incluido en los mapas oficiales de la comunidad.
    Otro hecho jurídico-político a favor de Gran Bretaña fue el ocurrido en diciembre de 2012 cuando la diplomacia inglesa declaró que “el territorio antártico británico es parte importante y único de los 14 territorios que el Reino Unido tiene en ultramar”, entre los cuales para ellos se encuentran las Malvinas.
    Lo hizo con motivo del anuncio de que 271.000 kilómetros cuadrados de territorio antártico fueron bautizados como la “Tierra de la Reina Isabel” como un regalo en honor a los 60 años de la soberana en el trono, área que también asumen como propias Chile y Argentina.
    La zona en disputa, que hasta el momento no tenía nombre, aparece ahora como “Tierra de la Reina Isabel” en todos las cartografías británicas y de los países europeos. “Es un gran honor asociar de forma permanente a la Antártica con su Majestad y de esta forma reconocer el compromiso que el Reino Unido tiene con este territorio”, explicó el Foreign Office.
    Fracaso
    En más de un siglo y medio desde que Inglaterra usurpó las Malvinas, la Argentina sólo puede exhibir una serie de fracasos en su intento de retrotraer la situación a febrero de 1833, cuando ejercía la plena soberanía heredada de España.
    A 35 años del fin de la guerra, es decir de una rotunda derrota argentina en todos los campos, la única salida que se presenta a la propia impotencia y a la encrucijada de la constante frustración pasa, ineludiblemente, por la construcción de un dialogo directo, firme, sin ambigüedades con británicos e isleños, al que pueden aportar otros actores internacionales.
    Abordar una nueva relación que amalgame confianza abrirá caminos hacia un futuro acuerdo que necesariamente contemple sesiones y satisfacciones mutuas. O como define el historiador Luis Alberto Romero: “no debemos conquistar su territorio sino a su pueblo, sus corazones y su razón”.
    Es desbloquear la tensión con un diálogo franco y sin que ello implique debilidades identitarias. La intransigencia unilateral impuesta por el kirchnerismo por más de una década, que fue absolutamente funcional a los intereses de Gran Bretaña ya que congeló su posición favorable de fuerza por aquello de “ellos no quieren hablar”.
    La actual iniciativa del gobierno argentino, que debería ser complementada con una generosa y amplia convocatoria interna para consensuar una política de largo plazo, saca al país de una actitud infantil defensiva y victimizante, instando ahora a Gran Bretaña a exponer su real interés ante la opinión pública mundial. Se empieza así a hablar de muchas nuevas cosas y reaparece, al menos en la formalidad simbólica, la palabra soberanía.
    Sin embargo, el comienzo de un nuevo diálogo político entre los gobiernos no alcanza pero sí reconoce lo que venía sucediendo desde hace muchos años en la base social. Hoy los ex combatientes de ambos países se reconocen, se admiran, comparten recuerdos, duelos, experiencias y amistades.
    Con la voluntad de las dos partes se acordó construir un cementerio con los restos de nuestros combatientes cuyos familiares viajan libremente a las islas para homenajearlos. La Cruz Roja garantiza el proceso de identificación de restos de soldados argentinos; y se avanza con información argentina en el retiro de las miles de minas diseminadas en todo el territorio. Competencias deportivas unen a isleños y argentinos.
    Alumnos del continente viajan para conocer las islas; y contingentes de turistas son recibidos como un hecho natural. Investigadores y periodistas producen en los mismos lugares de la guerra toda clase de documentos testimoniales. Es decir, el diálogo está siendo cincelado por la gente y los mismos protagonistas del conflicto bélico. Un proceso humano que en el fondo tiende a cerrar un pasado doloroso para todos a partir de la convicción de que nadie quiere más una guerra.
    Hay un elemento exógeno nuevo que inesperadamente beneficia a la Argentina. Gran parte del sustento de los derechos de los isleños era su condición de nacidos y criados en las islas y por varias generaciones. Pero ese argumento fue perdiendo fuerza con los años. Desde 1985, Gran Bretaña condujo una campaña para atraer y radicar inmigrantes en las islas.
    Hoy una porción importante de sus mil habitantes son de otros lugares. Llegaron de países como República Checa, Inglaterra, Irlanda, Alemania, África, Australia, y Nueva Zelanda, entre otros. Todos conservan su propia nacionalidad y logran sus residencias por ser europeos o integrantes de la Commonwealth británica. Además, hay que sumar la inmigración latinoamericana principalmente de Chile y Perú.
    En las islas viven alrededor de 1.000 militares retirados que se jubilaron y que se quedan allí por los beneficios sociales que obtienen. Asimismo, existe una enorme base militar que es, de hecho, el principal empleador de los isleños y los residentes extranjeros. Todos los años, las islas atraen a 1.500 soldados que rotan, gastan sus ingresos en alquileres de casas, coches, comidas y turismo.
    Junto a los parientes que los visitan constituyen el llamado turismo militar para el cual se usa la base como estructura logística. Entonces, ¿son los mismos derechos históricos que tenían los isleños de la época de la guerra que los actuales que no la vivieron y, además, provienen de otros países? En un futuro, ¿los actuales habitantes querrán ser argentinos y dejar de ser ciudadanos de sus naciones? Como se ve, el conflicto por las Malvinas también quedó impregnado por el problema de la inmigración mundial.
    Fronteras
    El mundo no es el mismo de antes. Como consecuencia del Brexit, Gran Bretaña dejará la comunidad europea en dos años y perderá apoyo político del bloque al aislarse de su continente. Cerca del 70% de la actividad económica de los isleños depende de los accesos al mercado europeo.
    El nuevo poder de los Estados Unidos de Donald Trump está poniendo a prueba el statu quo de contención y seguridad internacional. Las instituciones surgidas al fin de la Segunda Guerra Mundial y sus burocracias viven en crisis y han sido superadas por la velocidad de los nuevos acontecimientos.
    En política internacional nada es estático como tampoco permanente. El mundo está con una crisis sistémica y en un proceso de transición hacia una nueva organización con otros jugadores y, por lo tanto, una ampliación de espacios de decisión que renueva pujas y tensiones. Con este fenomenal escenario en movimiento, de poco y nada sirven las estrategias que adoptó la Argentina, propias del siglo pasado, para con las Malvinas. Hoy, las relaciones personales son determinantes.
    El sujeto toma centralidad, un protagonismo quizá desmedido, en los acontecimientos locales y mundiales, y se instala como un factor decisorio de nuevos liderazgo que prescinden de visiones dogmáticas; son pragmáticos y por eso crecen por fuera de las viejas estructuras políticas conservadoras que los promueven e intentan contener. Un buen ejemplo de ello es la llegada al poder francés de Emmanuele Macron.
    Este es el actual escenario internacional sobre el cual la Argentina debe repensar una nueva estrategia de su ubicación mundial y que contemple el tema Malvinas. Por fuera de los laberintos de la burocracia diplomática racionalista se desarrolla una diplomacia humana, de contacto directo, marcada más por vínculos de confianzas personales que por ideologías y prejuicios que ponen límites.
    Y en esta dimensión ahora se igualan tanto la influencia del funcionario de un gobierno como la del isleño y de la multitud de individualidades que conforman los nuevos movimientos sociales y una opinión pública que elimina anonimatos y al mismo tiempo presiona a los poderes a escala planetaria con las redes sociales.
    Son evidentes los límites de la lógica de la política tradicional para resolver conflictos irresueltos por década o centurias.
    Se abre paso la construcción de acuerdos sociales locales y mundiales con los involucrados directamente en cada crisis. En definitiva, el camino hacia una solución al complejo problema de Malvinas es un montaje de conjunto, horizontal, desprovisto de manipulaciones políticas, que permita llegar a acuerdos duraderos en el tiempo basados en la aceptación del otro y también de concesiones mutuas. Porque, en última instancia, las guerras suelen instigarse casi siempre por intereses inconfesables del poder, pero alcanzar una paz justa y permanente desde la verdad histórica sólo es posible de lograr con legitimidad cuando ese proceso lo protagonizan las víctimas.
    *Periodista y escritor. Magíster en Relaciones Internacionales (FLACSO) y miembro del Club Político Argentino.

  20. Delfinicus Colaborador

    Registrado el:
    12 Feb 2014
    Mensajes:
    2.433
    Me Gusta recibidos:
    1.076
    Género:
    Masculino
    Ubicación:
    Ramos Mejía
    País:
    Argentina
    Río Grande - Río Gallegos - Comodoro Rivadavia ... de tener que elegir sólo UNA de estas bases para establecer un Escuadrón de Cazas ... Cuál sería tu elección y por qué motivo?

    Distancia - Accesos por vía terrestre (propia y de otros ...) - etc.

    [IMG]

Compartir esta página